El miedo al ajuste (versión argentina)

Daniel Scioli, el candidato del oficialismo kirchnerista y del populismo peronista, se pasó la hora entera de debate con Mauricio Macri, acusándolo de querer aplicar un ajuste. Lo acusó de una serie de cosas que supuestamente Macri va a hacer si gana, con una serie de frases nada sustentadas, que no merecen ser llamadas “argumentos”.

Si esto califica como estrategia, no es otra que la del miedo, con la misma receta que ha intentado (con más fuerza, así como de recursos) el gobierno venezolano. El argumento, dirigido a lo que ellos llaman “pueblo”, es algo así como “bueno, ya que vemos que NO nos seguirás apoyando por el desmadre económico y social que tenemos, te advertimos que estos tipos son unos vendidos a los gobiernos occidentales y a las grandes corporaciones. Por tanto, siguen órdenes de ellos y todos esos gobiernos y corporaciones lo que quieren hacer es quitarte lo que nosotros te damos”. Hasta ahí más o menos la cosa.

¿Es tozudez pura y simple, que revelaría a un Scioli más populista e “izquierdoso” de lo que pensábamos, o son los últimos cartuchos que quema a favor del kirchnerismo? Creo que la respuesta está en lo incómodo que se veía desde el inicio. Ya llegó sudoroso y despeinado, como quien está dónde no quieren, sino que lo mandaron. La actitud parecía ser la de “hago esta, pero hasta aquí”. Un poco a lo Felipito rebelde.

¿Por qué creo ésto? Básicamente porque si bien Scioli representa a un partido que ha gobernado 28 de los 32 años de la democracia post-dictadura y que tiene mucho que perder, ha mostrado en la práctica ser más pragmático y “moderno” que la visión de clan que han manejado los Kirchner. En cuanto a pragmático, sabe que de nada vale forzar un choque de frente con el establishment peronista. En cuanto a moderno, sabe que Argentina necesitará un viraje fuerte para salir de la situación en la que está metida.

Un ejemplo de esto es el tema de los fondos buitre. Scioli acusa a Macri de decir que Argentina debe pagar a los fondos, según las decisiones del juez Griesa. Luego, en el debate post-debate, Gustavo Marangoni, su principal espadachín para la economía, dice que claro, que hay que negociar y que esto último no es lo mismo que pagar. Es decir, Scioli estira la cuerda a ver si revienta y Marangoni la hala poco a poco para que no rebote con tanta fuerza. Scioli le habla por televisión a la masa (esa que siempre le sirve a la izquierda que sea una masa amorfa e ignorante) y Marangoni le aclara a los ilustrados.

O dicho en términos de baloncesto, ese deporte en el que Argentina tiene tan buenos jugadores, Scioli trata de tirar de media cancha a ver si entra. Marangoni, bajo presión, sabe que es más seguro colgarla cerca del tablero.

Igual, creo que van a perder. Y a los ilusos, que al igual que en Venezuela esperan un milagro, les tocará más duro cuando haya que hacer ajustes.

Al igual que en Venezuela…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s